Animación Misionera y Misiones

La animación misionera tiene dos finalidades, que son interdependientes y recíprocamente complementarias. El primer objetivo es mantener viva en cada salesiano y en la comunidad educativo-pastoral el ardor misionero y promover la cultura misionera. Esto implica una pastoral orgánica misionera, que considere la Animación Misionera como la opción transversal de toda la pastoral juvenil misionera y fecunde las diversas dimensiones del PEPS y los diversos ambientes pastorales o sectores de la misión. También, esta interactúa con la formación inicial y permanente de los salesianos e implica a los miembros de la Familia Salesiana según su carisma particular.

La Animación Misionera salesiana de toda la inspectoría se le encomienda al Delegado Inspectorial para la Animación Misionera (DIAM) que trabaja en estrecha colaboración con los delegados inspectoriales para la pastoral juvenil, la comunicación social y la formación. En nuestras comunidades locales, la Animación Misionera podría asumir diversas formas. He aquí algunas acciones que desarrolla el sector de la animación misionera en la inspectoría de Ecuador:

Somos Inspectoría misionera

Como inspectoría misionera comprometida con la acción pastoral junto a los pueblos afro, andino, amazónico y migrante, realizamos una obra de paciente evangelización y de animación en la iglesia local, en sus contextos urbanos y rurales.

El sector de las misiones amazónicas lo conforman las comunidades de Macas, Sevilla, Bomboiza, Taisha, Yaupi y Wasakentsa.

El sector de las misiones andinas está conformado por las comunidades de Simiatug (parroquias de Simiatug, Salinas de Guaranda y Facundo Vela), Riobamba y Cayambe.

 

Una de las propuestas inspectoriales para responder a la educación de los pueblos que acompañamos pastoralmente es la “Residencia intercultural”, en donde jóvenes de escasos recursos provenientes de las comunidades misioneras llevan adelante sus estudios en la Universidad Politécnica Salesiana en las distintas carreras, con la finalidad de ser agentes de cambio de la sociedad con una clara identidad salesiana.

La residencia universitaria funciona en las instalaciones de la Hospedería Campesina en la Matilde Álvarez y Mariscal Sucre (sector Chillogallo – Quito).

Grupos misioneros salesianos en el MJS

El Grupo Misionero Salesiano, inserto en el dinamismo de la Pastoral Juvenil local, a través de la oración, la reflexión y la acción, promueve y anima el espíritu misionero en su propio entorno y fomenta el interés por el “Primer Anuncio”, la “nueva evangelización” y la misión “ad gentes”. Al tiempo que se preocupa por asegurar su propio crecimiento en el compromiso cristiano en la misión y la oferta del testimonio de la fe de cada uno en Cristo. 

Los grupos misioneros salesianos se encuentran dentro de los procesos juveniles propuestos por el MJS, asumen la carta de identidad y toda su estructura de animación.

Voluntariado salesiano en el Ecuador

Es el servicio solidario, realizado libre y gratuitamente por un joven, enviado y acogido por una comunidad, integrándose en el proyecto educativo-pastoral de una presencia salesiana o promovido por esta, con una suficiente continuidad de tiempo, motivado por la fe, con estilo misionero y según la pedagogía y espiritualidad de Don Bosco.

En Ecuador, el Voluntariado Misionero Salesiano es coordinado por los Salesianos de Don Bosco junto a las Hijas de María Auxiliadora y las Hijas de los Sagrados Corazones de Jesús y de María, regulado y animado desde el documento “Proyecto del Voluntariado Juvenil Misionero de la Familia Salesiana (VJMFS)”.

Contacto

Animación Misionera y Misiones – página